helices de aeroplano

Lubricantes para aviones, método, beneficios y características.

Para que una aeronave funcione con normalidad y cumpla con las normas de seguridad aeronáutica, se necesita de ciertos sistemas y componentes complejos que le permita realizar su función principal de volar, garantizando un alto nivel de confiabilidad y solidez. Parte importante de este sistema es el motor y su función de producir movimiento a expensas de la energía externa. El funcionamiento del motor de un aeronave implica una gran cantidad de fricción entre sus elementos móviles lo que genera altas temperaturas y al no ser tratadas con un buen mantenimiento es causa de alteración en la sustentación del avión, pudiendo afectar el funcionamiento óptimo del motor, haciendo que la aeronave entre en un estado de mantenimiento ante del tiempo previsto, y de no tomarse medidas a tiempo el motor pudiera tener daños irreversibles y quedar inservible. Para evitar estos posibles daños de fricción en el motor, las aeronaves tienen sistemas de lubricación que es la clave para un buen funcionamiento. La lubricación normalmente es manejada para reducir el contacto directo del movimiento de una pieza con otra, evitando de esta forma que exista una posible fricción, gracias a la fina película protectora y de aislamiento que se posa como una capa protectora y de aislamiento formada por la acción del lubricante.

Sin embargo, para la creación de la película lubricante este debe tener ciertas características como son: adhesividad, la cual es la encargada de unir y plasmar, rodamientos y cadenas externas.

De esta misma forma podemos encontrar dentro de sus principales características la <, se puede definir como la capacidad o resistencia que posee el lubricante al momento de fluir, con esto se busca crear capas en las superficies metálicas que resistan las altas presiones del trabajo de un avión, habitualmente es el punto más importante a la hora de escoger un lubricante. Al igual que tenemos que tomar en cuenta el espesor o la densidad que dependerá principalmente de la viscosidad de un lubricante y sus aditivos, con lo cual se podrá ampliar el campo de trabajo a los lubricantes, adicionalmente pueden tener como función reducir propiedades indeseables en ellos. Además los aditivos cumplen la función de proteger al lubricante de cambios químicos como puede ser la oxidación del aceite, son los encargados también de salvaguardar la máquina, de la erosión de la combustión o de posibles fallas con el lubricante, puede mejorar o aumentar las propiedades físicas de los lubricantes así mismo mejorar la fluidez de los aceites.

Los aditivos se pueden clasificar según su uso en:

Aditivos antioxidantes, ellos retrasan el envejecimiento precoz, proceso de oxidación y ralentizarlo de los lubricantes. Debido a que al reaccionar con el oxígeno forman barnices, lodos, resinas y ácidos, aumentando de este modo la viscosidad del lubricante. La disminución de la fluidez hace que el aceite pierda su capacidad de lubricación y capacidad de ser refrigerante, provocando con esto el desgaste del motor. Los antioxidantes pueden retrasar la degradación del aceite, principalmente aminas, fenoles, sulfuros, etc.

Aditivos anticorrosivos: La corrosión es el resultado de un fenómeno electroquímico de naturaleza muy compleja que se da al entrar en contacto el oxígeno que se encuentra en el aire atmosférico o en la humedad con la superficie de un metal formando un óxido que se dice está muy hidratado. Este tipo de aceite de motor evita que se forme óxido en la pared metálica interna del motor y evita la condensación del vapor de agua.

Aceites antiespumantes: La formación de espuma en el lubricante es la causa de un grave problema porque la capacidad lubricante del aceite se reduce y favorece su oxidación.

Utilizando aceite con aditivos antiespumantes, se evita la oxidación del lubricante reduciendo la tensión superficial evitando la formación de burbujas, que traerán aire al circuito de lubricación.

Aditivos detergentes: Son sustancias que dispersan partículas de suciedad como el jabón común. En el lubricante, el agente limpiador mantiene en suspensión las partículas contaminantes, evitando así la formación de depósitos por combustión.

Aditivos anti dispersantes: Estos aditivos se denominan “dispersantes sin cenizas” y tienen funciones similares a las de los limpiadores porque controlan principalmente la formación de lodos. Por tanto, son los encargados de trasladar la suciedad eliminada por los aditivos detergentes al filtro o al cárter del motor.

Aditivos antidesgaste: Forman una fina película protectora en la pared a lubricar, mejorando la capacidad de retención de la capa de lubricante evitando así el contacto entre las superficies de rozamiento incluso en condiciones de cargas concentradas, en las que la viscosidad del aceite no permite mantener la presión.

Aditivos espesantes: Son agentes de curado que proporcionan una red tridimensional, similar a la estructura de una esponja, manteniendo el lubricante entre sus poros. La función del espesante es actuar como depósito de aceite de forma permeable.

Aceite diluyente: El aditivo reduce los cristalitos de cera, por lo que el lubricante fluye a bajas temperaturas. Sirven para diluir el color del aceite: separan los colores y actúan como una pasta.

Independientemente de los aditivos que se utilicen para formular los diferentes lubricantes, existen muchos aditivos en el mercado que se pueden comprar por separado según sea necesario. No solo se pueden agregar al aceite del motor, sino que también pueden ser agregados al tanque, al aceite de la caja de cambios, etc. Para evitar problemas a los usuarios, estos aditivos se definen y explican en la tabla y o en la etiqueta del producto y sus funciones, y a través de estas instrucciones podemos elegir los aditivos más recomendados para las funciones que queremos que realicen (reducir el consumo de combustible, reducir el humo y el polvo). Escape, agente descarburante, agente de limpieza.

De este mismo modo el lubricante cumple las funciones de actualizar continuamente la película y de enfriar las partes del motor, por las propiedades producidas por el mismo, sin embargo, los lubricantes al momento de ser empleado en los aviones deben cumplir ciertos parámetros, garantizando que el motor pueda mantenerse en un estado óptimo de funcionalidad.

Como se mención anteriormente, la lubricación del motor es muy importante para mantener a cualquier nave funcionando bien. Por esto es importante tener en consideración tres puntos significativos que todo lubricante para un avión debe tener estos son: presión, cantidad y temperatura. Es importante tener en cuenta que si el aceite lubricante no tiene la presión adecuada siendo baja no cubrirá todas las piezas del motor, por el contrario, si la presión de aceite es muy alta, podría provocar fugas de aceite que se produzcan por consumo excesivo.

En términos de temperatura, cuando la temperatura del aceite es muy alta este pierde la fluidez, pierde las propiedades de lubricación, y cuando la temperatura del aceite es muy baja, no habrá suficiente fluidez para pasar por todas las partes en movimiento. Además, los lubricantes cumplen otras funciones como, proporcionar fluido lubricante y aceite al motor con una cierta presión y cantidad suficiente para lograr rellenar los defectos internos, para mantener el contacto entre las superficies lubricadas, así mismo también puede reducir la fricción, reducir el calor generado en la zona más caliente del motor que absorba parte del calor y evita la oxidación y la corrosión del motor, alargar la vida útil de los equipos, sellar, transmitir potencia, eliminar impurezas metálicas u orgánicas, refrigerar, siendo esta quizás la más importante de sus funciones, debido que el flujo de aceite remueve el calor de los componentes, el cual luego será disipado en un radiador.

En Lubricantes Industriales, hemos desarrollado una amplia gana de lubricantes que son utilizado para la aviación, como es lubricantes para el sistema de hélice y sistema hidráulico, de esta misma manera en el mercado actual existen lubricantes innovadores sintéticos formulados específicamente para soportar grandes cargas en sus mecanismos, tales como lo son; la transmisión y las cargas de engranaje de los aviones más modernos.

En el mercado actual podemos encontrar diferentes tipos de sustancias lubricantes: productos líquidos como lo es el aceite mineral y los aceites sintéticos, semisintéticos productos semisólidos donde son incluidos las grasas.

De tal manera queda demostrado que la lubricación puede reducir la fricción, puede ahorrar energía y reducir el desgaste. Sin embargo, los mejores lubricantes no pueden eliminar completamente la fricción. La lubricación siempre mejora la suavidad del movimiento de una superficie a otra, todo esto se puede lograr de muchas formas.

Métodos de lubricación para aviones.

En la actualidad existen cuatro métodos para la lubricación de las aeronaves, como lo es: presiones con cárter de aceite húmedo, utilizado mayormente en los aviones ligeros, que son empleados para transportar mercancía, vuelos de ocios y comerciales, pero de una duración corta, en este método él aceite del motor es alojado directamente en el cárter, sin embargo puede ocurrir que se presenten ciertas dificultades durante las operaciones de la aeronave, debido a que el lubricante se aloja en el cárter alrededor de los ejes, lo que puede ocasionar que de un lado exista más aceite que de otro, trayendo esto como consecuencia que el nivel de la temperatura sea difícil de controlar, también puede ocasionar la contaminación debido al contacto continuo con el motor caliente. En esta forma de lubricación el principal componente es la bomba de aceite que bombea el aceite del cárter y lo envía al motor. Después que el aceite pasa por el motor, vuelve al cárter.

De este mismo modo un sistema de lubricación por cárter seco. En un motor de cárter seco, el aceite es almacenado en un tanque de almacenamiento externo, por lo que es necesario utilizar una bomba de recuperación o de barrido para transportar el aceite al tanque de almacenamiento de aceite, utilizándose para esto motores “estrella”, también tiene líneas de retorno de aceite y presión, motores radiales y algunos tipos opuestos de motores. Una de las ventajas de este sistema es que se sobrepone a ciertos problemas que pudieran existir en el momento del almacenamiento del aceite en un tanque separado. Tiene las características de contener tuberías de presión y recuperación, las cuales tienen sus propias bombas. El sistema de cárter seco permite un mayor volumen de aceite que se suministra al motor lo que los hace más adecuados para motores de intercambios muy grandes, tipo aviones de carga.

Un sistema petroil, es un método empleado para motores de dos tiempos, es decir, un motor de combustión interna, en donde se mezcla el combustible y el aceite. Y por último podemos encontrar un sistema de presión, en el cual es utilizado una bomba de presión que impulsa el aceite o lubricante a todas las partes o puntos de fricción, partes principales de más trabajo del motor por unos orificios que conectan con la bomba de aceite

Tipos de lubricantes para la aviación

Los lubricantes pueden tener bases naturales o sintéticas, según su aplicación. Los naturales son los más utilizados por tener una mejor capacidad lubricante y un rendimiento especial en términos de viscosidad y temperatura, otorgando una mayor resistencia al calor, a las altas presiones, anticorrosivo a fin de minimizar el desgaste otorgándole un mayor tiempo de utilidad al motor

En cambio un lubricante sintético, está caracterizado por poseer una disminución en la variedad con la temperatura. Otras de sus importantes ventajas, está en su estabilidad ante el calor y el envejecimiento, no son inflamables, el residuo que queda por su evaporación es mínimo, por lo que no bloqueará las líneas, como una respuesta positiva a la fricción mecánica, reduce en un considerado porcentaje el consumo de energía de los equipos que lubrica. De esta misma forma muestra una estabilidad química aceptada. Existen lubricantes sintéticos que contiene zinc y son sin plomo, por lo que cumplen regulaciones de conservación y protección del medio ambiente, al no dejar residuos contaminantes. Todas estas propiedades coadyuvar a la reducción del desgaste en el motor lo que repercute en la conservación de la vida del motor y un posible ahorro de combustible. Los lubricantes semi-sintéticos, es una mezcla de aceite mineral y sintético lo que le da propiedades diferentes a la que poseen ambos tipos de aceite cuando actúan de forma individual. No tiene origen natural, le da una mayor resistencia térmica y mejores propiedades anti-desgaste.

Los lubricantes sólidos, son manejados cuando la temperatura de un avión es alta con carga externa causada por una vibración u oscilación externa lenta o desfavorable del trabajo aplicado. Los lubricantes semisólidos tienen dentro de sus características un alto poder de adherencia. De esta misma manera, existen lubricantes que dentro de sus características comprende todos los aceites naturales y sintéticos de los lubricantes, a este tipo se le llama, lubricantes líquidos o fluidos.

Los lubricantes o aceite de tipo mineral, son derivados de la refinación del petróleo tiene como ventaja que las impurezas tienen propiedades electroestáticas, produciendo que se mantengan hasta que sean atrapadas por el filtro, por lo que no permite que se adhieran unas con otras.

Lubricante para pistones de aviones

Un lubricante para pistón, forma una pequeña capa de lubricación entre el pistón y la cámara de inyección, para que haya un buen funcionamiento del pistón de ambas direcciones. De esta misma forma facilita el movimiento del metal a través de la cavidad, hasta que el molde este cubierto. Una buena lubricación además de alargar la vida del motor, alarga la vida útil de pistón y de la cámara de inyecciones evitando así la acumulación de lubricante o residuos metálicos. Para una lubricación óptima y una larga vida del pistón es recomendable la utilización de un lubricante mineral sin cenizas.

Los lubricantes para pistones, son específicamente desarrollados para mejorar la protección contra el desgaste y la corrosión, de los motores de pistón de una aeronave al momento de cumplir con su función, no son pegajosos. A este tipo de lubricantes no es necesario agregarle aditivos, esta acción es suave, rápida y resistente y de larga duración. En una de sus ventajas podemos evidenciar que está sensibilizado con la protección del medio ambiente y del desarrollo sostenible. Para reducir el consumo de combustible y emisiones de gases, han creado productos innovadores, que reducen las emisiones contaminantes además de estar aprobado por la FAA y la AVCOLYCOMING.

En Lubricante Industriales, tenemos a tu disposición aceites lubricantes para la industria aeronáutica, para brindarle un eficaz mantenimiento a los aviones a la hora de realizar sus maniobras de trabajo, estos productos pueden ser adquiridos comunicándote con nosotros mediante un correo electrónico o vía telefónica.

Deja tu comentario